Saltar al contenido

Los juegos tradicionales (con sus reglas) más populares para niños

Juego tradicional El escondite
Juegos tradicionales para niños.

Los juegos tradicionales están presentes en todas las culturas formando parte de su esencia, de sus más profundas raíces y de su patrimonio. Muchos están íntimamente relacionados con el folclore popular, es decir, incluyen breves canciones, coplas pegadizas, rimas sencillas… Sí, esas que todos hemos cantado infinidad de veces en el patio del colegio, en la calle o en el parque al lado de nuestra casa cuando éramos pequeños, y que ahora repetimos a nuestros hijos porque están grabadas a fuego en nuestra memoria.

¿Qué son los juegos tradicionales?

Los juegos tradicionales son aquellos que desde hace muchas décadas, incluso siglos, hacen las delicias de los niños de todo el mundo. Por lo general se trata de juegos sencillos, trasmitidos de generación en generación, que han llegado a nuestros días sin apenas variaciones.

La mayoría se basan en el uso del propio cuerpo y suelen ir ligados a la habilidad.  A menudo requieren también el uso de objetos simples, de esos que están al alcance de casi todo el mundo como cuerdas o pelotas, u otros que disponibles en la naturaleza: piedras, palos, frutas… Algunos de estos juegos tradicionales, con el paso del tiempo, se han convertido en deportes.

La mayoría de estos juegos tienen un alto valor pedagógico porque fomentan multitud de habilidades y contribuyen a la integración social. No hay que olvidar que el juego forma parte del ser humano desde el momento en que nace y, por tanto, es fundamental para el desarrollo físico e intelectual.

Si viajas por países tan variopintos como México, España, Venezuela o Marruecos,  descubrirás que muchos juegos infantiles son los mismos, a veces con pequeñas diferencias. En todo el mundo, niños y adolescentes juegan al escondite, a la peonza, al yoyó, al pañuelo…

Son tantos los juegos tradicionales a lo largo y ancho del planeta que sería imposible mostrarlos todos; además, somos conscientes de que muchos los conocéis sobradamente. A la hora de seleccionar, hemos escogido 7 de los más populares, divertidos y aptos para todas las edades. ¡A disfrutar!

*Dos de ellos han sido adaptados a los nuevos tiempos ya que, en las reglas de juego, se explica que es necesario un reproductor de música, pero si se prefiere se puede hacer de  manera tradicional. La música de la radio, el reproductor o el teléfono se puede sustituir por una canción a viva voz, por música de un instrumento cualquiera, etc.

Los 7 juegos tradicionales más populares y divertidos

A continuación vamos a ver 7 juegos tradicionales muy divertidos que podrás disfrutar en compañía de tus amigos o tu familia. Presta atención a las reglas para disfrutarlos aún más.

Gato y ratón

¿Quién no ha jugado a Gato y ratón cuando era pequeño? Se trata de un juego de siempre que casi todos recordamos y que a los niños de hoy en día sigue encantando.

Juego tradicional del Gato y el Ratón

Reglas de juego: Es fundamental que haya un mínimo de ocho jugadores. Para comenzar, se echa a suertes los dos niños que van a ser el gato y el ratón. Los demás se agarran de las manos formando un corro y comienzan a cantar la famosa canción infantil:

“Ratón que te pilla el gato,
ratón que te va a pillar.
Si no te pilla esta noche,
mañana te pillará”

Mientras suena la tonada, el ratón empieza a correr entre los huecos que forman los jugadores. El gato tiene que perseguir al roedor, pero no será fácil ya que los que forman el corro intentarán impedirlo bajando los brazos. ¡Su misión es ayudar a que el ratón consiga zafarse de las garras del minino!

Estos jugadores que forman el corro no pueden soltar sus manos. Si el gato consigue tocar al ratón, significa que lo ha cazado. Este, en el siguiente turno, pasa a ser gato y elige al nuevo ratoncito.

Este juego es ideal para desarrollar: Motricidad gruesa, agilidad, equilibrio.

Frío o caliente

Este otro juego también es un clásico que seguro que recuerdas con cariño.

Juego tradicional Frío y Caliente

Reglas de juego: Requiere un mínimo de 2 jugadores y se puede jugar dentro o fuera de casa.  Consiste en que un jugador esconde un objeto que todos conocen (una piedra, un pequeño juguete…) y los demás tienen la misión de encontrarlo. La única pista que tendrán para localizar el tesoro es que, quien lo guardó, irá diciendo:

  • Frío, muy frío, helado, congelado… a medida que el jugador  se aleja del tesoro.
  • Templado, caliente, ardiente, ¡te quemas!… a medida que el jugador se acerca al tesoro.

Obviamente, gana quien lo encuentra.

*Admite variantes como vendar los ojos para que sea más difícil conseguir el objetivo.

Este juego es ideal para desarrollar: Atención, reflejos.

Juego de las sillas

Otro imprescindible cuando se juntan varios niños en una casa y en las fiestas infantiles.

Juego tradicional de las Sillas

Reglas de juego: Se puede organizar a partir de dos jugadores, pero cuantos más participantes, más loco y divertido es.

Necesitamos sillas, siempre una menos que jugadores.  Ejemplo: si son siete niños, seis sillas. Estas sillas se colocan en círculo con los respaldos hacia dentro. Además, hay que disponer de un reproductor de música (teléfono, cd, radio…) que otro niño o adulto, fuera de juego, manejará. Si esto no es posible, se puede sustituir por cantar o tocar un instrumento.

Todos los jugadores se colocan alrededor de las sillas y, en cuanto suena la música, comienzan a correr alrededor de las mismas. Cuando la música pare, cada jugador tendrá que sentarse en una silla lo antes posible. Como falta una, siempre habrá quien no pueda hacerlo y quede eliminado.

El juego comienza de nuevo con un jugador menos. Gana quien consiga sentarse en la última silla.

Este juego es ideal para desarrollar: Atención, reflejos, agilidad, coordinación.

Comer la manzana colgada

Juego por parejas genial para pasárselo bomba en cumpleaños y otros eventos.

Juego tradicional de comer la manzana

Reglas de juego: Se ata una cuerda larga en dos extremos y a dos o tres metros del suelo. Para que te hagas una idea, como si fuera un tendedero. En esa cuerda ataremos hilos y, al final de cada uno, haremos un nudo al rabito de una manzana. La manzana debe quedar colgando a la altura de la boca de cada pareja de niños.

El juego consiste en que cada pareja tiene que comer la manzana colgante lo antes posible para ganar ¡y ha de hacerlo sin usar las manos!

*Si se quiere añadir más emoción, taparemos los ojos de los participantes con un pañuelo.

Este juego es ideal para desarrollar: agilidad, coordinación.

Las estatuas

El juego de las estatuas no podía faltar en esta selección de los mejores juegos tradicionales más populares ¿No te parece?

Juego tradicional hacer la Estatua

Reglas de juego: Se necesita un reproductor de música (teléfono, reproductor cd, radio…). Un niño (o adulto) será el encargado de encenderla y apagarla. Si esto no es posible, se puede sustituir por cantar o tocar un instrumento.

El juego consiste en que, cada vez que la música suena, todos los participantes se ponen a saltar, girar, bailotear… En el momento exacto en que la música cesa, tendrán que quedarse completamente quietos, como si fueran estatuas. El DJ tendrá que estar muy atento y eliminar a los que se muevan. ¡No se puede ni pestañear! El juego se reanuda hasta que quede un jugador que, lógicamente,  será el vencedor.

Este juego es ideal para desarrollar: Atención, coordinación,  agilidad, motricidad gruesa.

El teléfono estropeado

Este juego es genial para partirse de risa.

Juego tradicional El teléfono estropeado

Reglas de juego: Los participantes, siempre un mínimo de cinco, forman una fila. El  primero piensa una frase y se la dice al segundo de la fila al oído, rápido y en voz baja. El segundo susurrará al tercero la frase que haya entendido, y así sucesivamente hasta llegar al último, que será quien tenga que decir en alto el mensaje que ha captado. Por lo general, este mensaje llega tan tergiversado que suele ser algo muy gracioso. Si la frase que recibe el último jugador es la original, este se colocará en el primer puesto de la fila y el tendrá que inventar una nueva frase para transmitir.

*En caso de niños de preescolar puede ser solo una palabra.

Este juego es ideal para desarrollar: Imaginación, atención, comprensión verbal.

La zapatilla por detrás

Reglas de juego: Los jugadores tienen que sentarse en corro, cerrar los ojos y darse la mano, excepto uno que será el ‘diablo’. El juego empieza cuando todos empiezan a cantar la famosa tonadilla:

Juego tradicional La zapatilla por detrás

¡Otro juego de toda la vida que los adultos recordamos de nuestra época de colegiales! Es especialmente divertido si participan bastantes niños.

A la zapatilla por detrás
Tris, tras.
Ni la ves, ni la verás
Tris, tras.
Mirar para arriba
que caen judías.
Mirar para abajo
que caen garbanzos.
¡A callar, a callar,
que el diablo va a pasar!

Mientras suena la canción, el ‘diablo’ rodea el círculo y deja una zapatilla en la espalda de uno de los jugadores. En cuanto termina el canturreo, los niños abren los ojos para comprobar si tienen la zapatilla detrás.

El afortunado o afortunada tendrá que levantarse y perseguir al diablo para atraparlo y darle con la zapatilla. Si consigue escapar y sentarse en el hueco que ha dejado el jugador en el corro, gana. De lo contrario, vence quien tiene la zapatilla. Quien se alce con la victoria será el nuevo diablillo.

Ir a la fuente